lunes, 24 de mayo de 2010

SÚCUBOS

Sin dar más explicaciones de lo que ha significado apartarme de la vida bloguera -en gran parte también de la vida "cárnica"-, qué mejor manera de retomarnos que a través de unas grandes personajas: LAS SÚCUBOS.
Estoy fascinada con la mitología y los regalos que nos trae, los cuales, no exentos de connotaciones androcéntricas (cómo!?), cuentan con un potencial de resignificación abrumador.

Las súcubos, según la mitología medieval occidental, son demonias sensuales, persuasivas y con fuerte carácter que utilizan todo este potencial para introducirse en el sueño de los hombres, sobre todo los "sensibles, adolescentes y monjes", según la wikipedia -curiosa lista- incitándoles a mantener relaciones sexuales con ellos. De esta manera, absorben su energía para mantenerse hasta dejarlos agotados o, incluso, matarlos. 

Como no podía ser de otra manera, queridas lectoras, la palabra "súcubo" proviene de una alteración de "succuba", procedente del latín y que significa prostituta. Una vez más, nuestras putas aquí, endemoniadas incansables, chupópteras liberadoras... las "malas mujeres". A su vez, la palabra se deriva de el prefijo "sub" (debajo de) y el verbo "cubo" (algo así como quedar)... In-cubo sería pues "encima de", revelación que nos muestra una vez más esa dicotomía eterna que nos deja a nosotras tan mal paradas en el imaginario hegemónico (naturaleza-cultura, sagrado-profano, izquierda-derecha... arriba-abajo), tan cansina y cuestionable para todas nosotras, darlings, aborrecedoras del binarismo heteropatriarcal.
[No puedo evitar aquí soltar un chascarrillo digno del club de la comedia, ¡festival del humor!: en italiano "íncubo" significa "pesadilla". Nuestras súcubos, pues, serían, las "ligerillas", de cascos si se quiere].

Pero aún hay más -y ésta es la parte que más me pone-: “Una versión conocida del súcubo en la creencia oriental es el um al duwayce (أٌم الدويس). Ésta retrata al súcubo como una mujer bonita, atractiva y perfumada que vaga por el desierto sobre un asno. Ella intenta atraer a los hombres, para así tener relaciones con ellos mientras, con la vagina dentada que posee —unas afiladas «navajas de afeitar» dentro de su vagina—, les rebana el pene, para así dejar al hombre agonizando de dolor. Habiendo dejado al hombre desvalido, ella toma la forma del hombre y lo mata. Algunos creen que además se los come vivos".

Me pregunto si la Despentes, en su "fóllame" se basó en las súcubos, o en su "teoría king-kong" a lanzar esta lúcida reflexión: "Resulta sorprendente que en 2006, mientras que todo el mundo se pasea con minúsculos ordenadores portátiles, con cámaras de fotos, teléfonos, agendas y aparatos de música en el bolsillo, no exista todavía un solo objeto que podamos meternos en el coño cuando salimos a dar una vuelta y que cortaría en pedazos la polla del primer idiota que quisiera entrar sin permiso. Quizás no sea deseable hacer que el sexo femenino sea inaccesible por la fuerza. Es necesario que siga abierto, y temeroso: una mujer. Si no, ¿qué definiría la masculinidad?". Es por esto que nos enseña la Virginie que las súcubos son apoteósicas imágenes de la masculinidad vencida... porque ya no son penetrables, sino que penetran, en los sueños, cuerpos y deseos; porque ya no son accesibles, sino que con las herramientas del amo -navajas de afeitar- acaba con ese falocentrismo que las coloca "debajo de" para ocupar su lugar sagrado ("toma la forma de hombre y lo mata") desde el que se reapropia de la agencia que le ha sido negada.

Súcubos conocidas son Lilit (cómo no! :), Abrahel, Baltazo, Bietka, Filotano, Florina Vasordie o Mancerini. Investigad, perras, investigad! y contadme más...

A pesar de las imperantes imágenes kitsch encontradas por la red de las súcubos, aquí os dejo un par de muestras de lo más interesante, una en plena caza y la otra... mmmm: 


PD: Gracias a la vasquita intermitente que me dio el toque e hizo que me pusiera las pilas y retomara este proyecto periférico (y es verdad! qué mal rollo daba ver ahí siempre el "estoy hasta el coño"! Que lo estoy, eh? :) pero lo transformaré en rabia cargada de lucha!). Gracias a la cille por descubrírmelas.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

"Le diable amoreux", Jacques Cazotte, segunda mitad del siglo XVIII :
incubo, sucubo, monstruosidad,
un clasico.

http://www.scb-icf.net/nodus/107Cazotte.htm

http://www.tercerafundacion.net/biblioteca/ver/libro/10315

HelenLaFloresta dijo...

k bueno k estes otra vez por aqui, y con este regalo..

((( Heroína de lo periférico ))) dijo...

Gracias, anónimo! me voy corriendo a la biblioteca a buscarlo!
Jelen, síii!! me alegro mucho de haber vuelto. Ahora hay que volver a las calles. Nos vemos en ellas!! Y que sepas, que sigo siendo tu fan, como te dije aquel "primer día" en la bata, y que cada vez lo soy más!! :)

Pat dijo...

Por fiiiinnnnnnn! ays, mi niña! k no nos hemos vuelto a llamar ni nada después de nuestros sendos problemas de salú, y me encuentro con esta maravilla :D jejeje! me alegra k hayas vuelto...

besos. lofe yu! ;)

Diako Detektive Kosmonauta dijo...

No sé si te sirva de algo esta info, o si ya la conozcas, acá en Colombia exitió un poeta llamado Eduardo Castillo y escribió un poema llamado "El Súcubo"... a lo mejor te contribuya a tu info...
si no lo encuentras te lo puedo pasar...

((( Heroína de lo periférico ))) dijo...

Gracias Diako!! Lo encontré!: http://books.google.es/books?id=mSPzdN-g-vEC&pg=PA38&lpg=PA38&dq=EDUARDO+CASTILLO+EL+S%C3%9ACUBO&source=bl&ots=ox3Wi_gQNb&sig=h_Nblkg7rm9INqjdVJZOOLXYNI8&hl=es&ei=feX8S7mnKdbM-QaV1K3FCw&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CBUQ6AEwAA#v=onepage&q=EDUARDO%20CASTILLO%20EL%20S%C3%9ACUBO&f=false

Anónimo dijo...

salve abrahel maestra de los exual y lo prohibido iset maestra y protectora de las prostitutas t las maltratadas por la sociedad