viernes, 19 de agosto de 2011

La Iglesia mata

Hay muchas cosas que contar de acá, pero una vez más, mi corazoncito, pensamientos y piel de gallinas están con ustedes. Estos días está siendo la visita papal a Madrid. Locura total, como era de esperar. Lo que no era de esperar era la violencia tan explícita y brutal que se está produciendo contra las personas críticas ante esta venida [la presencia de un ser paradigma de la misoginia, la lesbo-homo-trans-fobia, el procapitalismo, el etnocentrismo, etc..., y por la inversión desbordante (financiera, de espacios, mediática...) que un Estado pretendidamente laico hace en esta serie de "eventos"] por parte de la policía y de la manada ultracatólica. Para que vean qué está pasando y se agudice el sentido crítico y las ganas de resistir y movilizarse, les adjunto una serie de enlaces que me parecen interesantes:


Pero me quedo con las resistencias, creativas y potentes, que surgen de todos lados. Así que en ellas centro esta entrada:

- Por una parte está el blog Cuerpos Feministas Laicos en contra de la visita de B16, donde encuentran muchas fotos, testimonios y videos de acciones potentes (besadas, manis...) e inciativas tan interesantes como la de Rómpele la cara al Papa. Aquí el manifiesto (escrito, además, por una personita a la que amo): 

Por qué estamos hasta el coño de la iglesia
Estamos indignadas por la visita del papa a Madrid este agosto.

Y no usamos la palabra de moda por apuntarnos al carro sino porque es inadmisible que un estado teóricamente laico y aconfesional financie, de manera directa e indirecta, la visita del representante de una institución como la iglesia católica. Entendemos que cada persona puede creer en lo que más le apetezca pero el problema es que, hoy día, la iglesia católica es:
  • Una institución sexista y patriarcal, que considera que las mujeres y sus cuerpos están al servicio de la reproducción de la especie, negando el derecho al aborto libre y gratuito y al disfrute de una sexualidad plena.
  • Una ideología que, a contracorriente de todas las institituciones internacionales, considera que la homosexualidad es una enfermedad pero no se preocupa por atajar la homofobia.
  • Culpable de la extensión de la pandemia del VIH/Sida y de la muerte y sufrimiento de millones de personas, especialmente en África, al rechazar el uso del preservativo.
  • Cómplice y encubridora de los crímenes de sus “empleados”, los curas pederestas que se aprovechan de su situación de poder.
  • Una institución que niega la posibilidad de una muerte digna y ensalza el sufrimiento físico y el dolor.
  • Una jerarquía compuesta exclusivamente por hombres con ansias de poder político y económico que, de forma hipócrita e interesada, oscilan entre interpretaciones literales de los textos bíblicos o adaptaciones a los tiempos de la economía financiera globalizada.

El acto privado de una institución que promueve estos valores discriminatorios y trata de imponer su punto de vista sobre el conjunto de la sociedad recibe un trato de favor por el que todas las personas, ateas, laicistas o de otras confesiones religiosas, vamos a poner dinero y sufrir sus consecuencias.

Por todo esto, y muchos otros motivos que se te pueden ocurrir, estamos hasta el coño de la iglesia católica, en general, y de la visita de su representante en agosto, en particular.

- Otra es la genial aplicación "appapa": "El Papa viene a Madrid, localízale por GPS para evitar encontrártelo y escuchar sus opiniones sobre el aborto o la identidad sexual.". Es buenísimo el video:



- También la idea de las feministas de sin tetas no hay capilla, para dar un uso alternativo a los confesionarios instalados por el parque del Retiro es buenísima!!

- Otra acción chévere es la de "Yo amo a Laura pero no esperaré hasta el matrimonio" (¿recordáis el anuncio? :))

Y para recordar por qué nos manifestamos, una vez más el potentísimo vídeo de transmaribolheras precàrias. LA IGLESIA MATA, APOSTATA! REINVENTEMOS EL FUTURO



Y si alguien se quiere desahogar un rato... pinchen aquí para ver el vídeo de habeas corpus: "nos estáis obligando a sentir cada vez más odio". A las calles!!