domingo, 25 de diciembre de 2011

En estas navidades...

...lo que más deseo es brindar con meo! Feliz falsedad y próximo colapso del sistema!

Ayer fue un día curiosete en Bogotá. Este año me libré de los ritos y pantomimas de la familia nuclear radioactiva. No sonreí a la cámara con pose normativa, pitiminítica, a la vez que asesinante y falsoide. Y bien que me sentó. Disfruté viendo la película Interferències, en creative commons, sobre la crisis global; escuchando los villancicos indignados; desternillándome con el vídeo petardo de Putilatex, a tope con las navidades!; regodeándome en el informe de la "comisión internacional de expertos en ritos y tradiciones heterofamiliares sobre la intersexualidad de la virgen del rocío"; haciendo en espíritu la cacerolada contra el discurso del rey y siguiéndolo en twitter bajo los hastags #variantesdiscursoreal (ej. Si quieres salvar a Iñaki, envía SALVAR URDAN al 6262. Si quieres que se salve Jaime, envía SALVAR MARICH al 6262) y #discursoficcion (ej. El rey xa hacerle un guiño al #15M coge un tricornio y grita "estas son nuestras armas!"). Jojojo. Lo másss!; enrabietándome y canalizando mi rabia a través de fotazas como la que adjunto (cada día soy más pro-sierras mecánicas, y más si van portadas por vestiditos de apariencia inocente. Dislocación!; con idas de perolas con mi putibicharraca (qué ganas de achucharte, perruncia!) como la de los regalos abriendo niñxs; contemplando a una niña rebelarse contra el marketing sexista: "¿Por qué las empresas nos engañan para que compremos las cosas rosadas?". Hay futuro!; y, sobre todo, en el cenorrio profano con gentucha linda, en la que, por supuesto, brindamos con meo! VIVA VIOLENCIA RIVAS!