jueves, 5 de abril de 2012

el tiempo todo LOCURA

¿EL TIEMPO LO CURA TODO? Venga ya! Harta de que recurramos tanto al “tiempo” para esperar (en el sentido más pasivo del verbo, de “wait” y no de “hope”) cambios futuros: ¿no es más bien una manera acrítica de desresponsabilizarse, de pasar la pelota y atribuirle al sacrosanto paso de segundos la omnipotencia de una transformación -linealmente concebida, además-? No, señoras, el tiempo no lo cura todo, si acaso lo apacigua, lo palia, lo hace caer en un ficticio olvido. Son las ACCIONES las que curan las cosas, o al menos, las transforman: las que analizan, desgranan, identifican problemáticas y generan otras realidades.

A mi bici rota no la arregla el tiempo. Si acaso el tiempo hará que yo me acostumbre a vivir sin mi bici. Nada más.