jueves, 27 de marzo de 2008

LA ALARMA VUELVE A SONAR. atocha 49 (madrid)

La asamblea de La Alarma, antiguo centro social situado junto a la glorieta de Embajadores y desalojado el verano pasado, vuelve a realizar una okupación, esta vez en el número 49 de la calle Atocha.

ENHORABUENA PARA LXS ALARMISTAS POR LUCHAR CONTRA LA ESPECULACIÓN INMOBILIARIA, POR NEGARSE A LA IMPUESTA IMPOSIBILIDAD DE ACCESO A LA VIVIENDA, POR CREAR ESPACIOS DE RE-UNIÓN DONDE SE INVENTAN OTRAS MANERAS DE VIVIR Y DE RELACIONARSE. GRACIAS POR HACERNOS SABER, UNA VEZ MÁS, QUE TRAS UN DESALOJO, ¡MIL OKUPACIONES!


Comunicado para la prensa y para el vecindario: Atocha 49

A simple vista este edificio parece uno de tantos que, en la ciudad de Madrid, permanecen cerrados esperando a que sus dueños consideren que se ha "revalorizado" lo suficiente como para estimar el negocio redondo. Pero resulta que es una de las fincas del famoso exteniente de alcalde de la Marbella de Gil, Pedro Román Zurdo, condenado por el caso de corrupción inmobiliaria más famoso de los últimos tiempos, el "caso Malaya", y que la primavera pasada ingresó en prisión junto con su hija María del Pilar Román Martín, la administradora sobre el papel de la empresa Atocha 49, creada para la compra y administración de esta y otras fincas.

Curiosamente, una persona ajena al "caso Malaya" que fue representante de Atocha 49 S.L. entre 2004 y 2006 figura también como representante de una de las mercantiles que participaba en el palacio de Tepa, escándalo inmobiliario sacado a la luz por oportunismo electoralista de las autonómicas del año pasado.

Desde hace años este edificio ha sido un auténtico vertedero, ha permanecido en un estado antihigiénico que lxs vecinxs han denunciado en más de una ocasión. Está demostrado que situaciones como la que vive este edificio son las causante de que el precio de la vivienda se haya disparado tornándose inaccesible a caso cualquier persona, incluso familias trabajadoras con dos sueldos, hipotecan sus vidas para poder tener un techo donde vivir. Mientras estos edificios en todo Madrid se mueren, las escuelas están saturadas y los ambulatorios de los barrios no dan a basto.

Estamos cansadxs de ver cómo transforman nuestros barrios ea su antojo, como nos desplazan de nuestras viviendas cuando una zona puede ser explotada como turística o de interés comercial; estamos hartxs de la especulación, de la burbuja, del pelotazo y de las miles de tramas, testaferros, recalificaciones dudosas y telas de araña tanto "legales" como "ilegales" que nos impiden acceder a una vivienda.

Por eso hemos decidido reapropiarnos de este espacio abandonado con la intención de crear un punto de encuentro para las distintas luchas que se están generando en esta ciudad, también con la intención de empezar a organizar nuestra cultura, nuestro ocio y disfrutar de un lugar donde relacionarnos fuera de círculos de consumo.

Hemos venido para quedarnos y, si os apetece, podréis participar de la vida de este edificio que antes estaba muerto y que ahora estará abierto para que el barrio al que pertenece le de el uso que crea conveniente. Si tienes cualquier propuesta, necesitas un espacio para reunirte o te interesa luchar contra la especulación de una manera activa, pues nada vecinxs, aquí estamos para lo que sea.