sábado, 17 de enero de 2009

Musho lirili y mu poco lerele

Que sí, que sí... que me crezco de pronto pa sentenciar que vuelvo a dar señales de vida para quedarme y en casi dos meses no "mi faccio viva". Que sí, que sí... que por la boca muere el pez y que mucho blablabla y que poquito tacatá.
Y ahora me encuentro yo con tropecientas historias que regurgitar, vomitar, cíbersocializar, historias que "mesarrenjuntan" y revolotean por los espacios siderales: el desalojo del PSOA Malaya, mi mudanza a Barcelona u otrogorpe! y todo lo que agarra, la maravillosa campaña Si eres legal comparte, el maratón del CSOA la Teixidora para resistir ante el anunciado desalotllament y la fiesta de salsa y son cubano de esta noche -asuca!- la cual no me pienso perder, la Ladyfiesta en la Fábrica de sombreros de Sevilla, el inminente y amenazante dragkinismo madrileño, mi reciente instalación de ubuntu (sí, cuando sea un poco más friki me pasaré al debian, yo y el software libre :), cómo se crea la alarma social, la excusa que supone este espacio para enlazar otros y demás convocatorias :P y, por supuesto, "Gaza on my mind", las lágrimas de ira, la condundente repulsa ante el genocidio del pueblo palestino, la invitación a boicotear los productos y empresas israelíes y las manifestaciones de apoyo a los asesinos, y el apoyo a la lucha para parar la masacre antes testimonios como éste.
Sin embargo, me he dado cuenta de que la última publicación está fechada el 25 de noviembre. Y yo sin hacer mención al... se me queda corto llamarlo tema, o problema, ¡problemón!, en cualquier caso es resaltable el carácter político de la VIOLENCIA DE GÉNERO, su arraigo estructural, su saberse asegurada por la construcción estática de las identidades de género. Por eso, pirateo un trozo del artículo de Patri (gracias, penquix, una vez más) que me parece maravilloso para cuestionar la perspectiva adoptada por las campañas institucionales que, paradójicamente, corre el peligro de constituir en sí misma violencia de género y/o reificarla y perpetuarla:

En el metro una vez más veo un cartelón que reza: "Cuando maltratas a una mujer, dejas de ser un hombre" Y subtitula: "Con los maltratadores, tolerancia cero". Vaya, me digo... ahora va a resultar que los maltratadores no son hombres... Uau! yo creí que las personas que allá andamos con las categorías, tratando de reventarlas, darles la vuelta, etc. a veces nos olvidábamos de algunas materialidades, cosas importantes que suceden que de posmodernas no tienen nada... pero a estos de la campaña se les ha pirado del todo... Oiga usted, si precisamente se maltrata porque se es hombre... si precisamente se trata de desmontar la masculinidad hegemónica, oiga. De dejar de ser hombres... Ah! claro, que aluden a ese hombre protector, caballeroso, el que no pega... Y así volveremos a no ver dónde está el problema. Porque según ellos el problema es que hay hombres violentos... claro... No se trata de cómo se construye el sistema de género, de la dicotomización tan enfermiza que conlleva, de las relaciones heteroafectivas, de la violencia hacia lo femenino y el cuerpo de las mujeres (y todo lo que se le asemeje), ni de la homofobia, o de la agresión hacia lo trans... No, claro, ahora va a resultar que cuando maltratas no eres un hombre... no te jode! Mira, esto sí que me toca la fibra sensible, por eso estoy escribiendo tan "borde" o irónica... Porque encima, para rematar la faena, otro de los cartelitos aparece con una imagen de un niño que dice: "Mamá, házlo por nosotros. Actúa." Dí que sí. Por ellos/as, por los/as otros/as, una vez más... que lo importante es que los y las niñas están sufriendo esa violencia... espabila mujer y actúa! (o algo así...) pero por ellos... no por ti. Sigamos sin enfocarlo como situación estructural, como sistema de organización social que situa a las mujeres en determinada posición. Sigamos victimándonos. O culpabilizándonos. O sintiendo que eres tú quien lo permite, como si tu subjetividad no tuviera nada que ver con el sistema social en que te has relacionado y crecido, ubicado, formado como ser humano...

Las fuerzas sociales hegemónicas desde el Estado y los medios de comunicación se convierten así en las perversas transmisoras e interlocutoras de fenómenos complejos como el de la violencia de género, erigiéndose como especialistas de una problemática visibilizada y condenada por los movimientos feministas, y fagocitando así su discurso vaciándolo de contenido, desplazando el componente de agitación y transformación sociopolítica del que goza el planteamiento feminista, para amarillearlo, sensacionalizarlo, individualizarlo (dentro del espacio doméstico) y ubicar su solución en el exclusivo acto de la denuncia judicial.

Por las 74 mujeres muertas en el Estado español en 2008. Por todas las biomujeres que, por serlo, o ser heterodesignadas como tales, sufren la violencia día a día: en la calle, en el curro, en la casa, en el centro de estudios, en los movimientos sociales, en los dispositivos de percepeción, en la configuración de la mirada, en lo público y en lo doméstico. Porque lo personal es político, contra la construcción patriarcal del mundo, porque no somos receptoras pasivas y sujetos victimizables, somos agentes de nuestra propia vida y... resistimos.
25 de noviembre de 2008 in memoriam.

4 comentarios:

Pat dijo...

Hola mi niña... Acá le ando, escribiendo el libro, ya sabes, un sábado por la tarde. Y me acuerdo de tí y me digo: voy a ver su blog, a ver si ha publicado algo nuevo. Y encuentro esto, recién salidito del horno, supongo, y con esa forma de abordarlo que me hace recordar por qué estamos juntas... y seguiremos, aunque te (me) hayas ido a las Barcelonas o la 'conchinchina'... Gracias por estar ahi, heroina periferica! que ando a la gresca conmigo misma y lo que escribo, y leerte me lo hace menos cuesta arriba.
Mil besos
Pat

Gaelx dijo...

Jeje, cuántas cosas! Y, normal, entre tantas se te ha pasado una bien gorda: El Patio no se cierra!.

Genial lo de ubuntu, ya me ayudarás con ello!

Y muchas cosas más que decirte, a través de otras vías.

((( Heroína de lo periférico ))) dijo...

Ya iba, ya iba... Jejej. My next post. Lofius maximum. Bellilla

maria del mar dijo...

totalmente de acuerdo con TODO. Basta YA!!!! Desde el salón de mi casa, intentado digerir el patético discurso sobre el desarrollo que nos impone nuestra "ilustre", a la par que falocéntrica profesora...Besos, nos veremos pronto.
PD.No a la mercantilización de la universidad, la homogeneización de los conocimientos y la universidad al servicio de la empresa: ¡No a Bolonia!