jueves, 5 de febrero de 2009

¿Nature or nurture?

Hace unos días tuve el placer de conocer a una de las "vacas sagradas" (léase con ironia) de la producción teórica en torno al cuerpo, al sexo, el género y la sexualidad. Un regalazo en el marco las jornadas sobre cuerpo, género y cultura a las que estoy asistiendo fue la charla de Anne Fausto-Sterling, quien nos incomodó -cómo no ;)- con el cuestionamiento de otro de los dualismos que vertebran nuestro imaginario cartesiano: lo innato y lo adquirido. En su ponencia Nature, Nurture, Neither: Reconceptualizing Sex, Gender and Sexuality, Anne ponía en cuestión las lecturas biologicistas y constructivistas sobre estos tres ejes de análisis, para criticar así el esencialismo que, según la autora, caracteriza a ambas.
La cosilla pica: como buena constructivista que soy me chirrió un poco que identificara la idea de construcción social con la de elección (en una de sus transparencias ponía literalmente "choice (social construction)") y efectuaba una crítica hacia las limitaciones de la perspectiva, como la supuesta sugerencia de facilidad del cambio (en torno a la identidad sexual y de género, principalmente). Ahora bien, el hecho de que las categorías 'sexo' y 'género' sean construidas socialmente no quiere decir que sean elecciones, y mucho menos personales, y tampoco que su modificación sea fácil. Es más, aunque esta visión reconoce la agencia del sujeto para actuar en la construcción de su propia vida (rompiendo la supuesta pasividad, victimización o la calidad de espectador/a que sugieren lecturas excesivamente culturalistas), critica la rígida estructura que normativiza el género, el sexo y el deseo, fijándolos en una posición de los binomios (mujer/varón, homo/hetero...) y haciéndolos estables a lo largo del tiempo, de forma más o menos coercitiva (física y simbólicamente).
Por ello, me da la sensación de que ella criticaba no tanto la idea de construcción social (¿qué no lo es?) sino la de culturalismo, que se sitúa en uno de los lados de un binomio falaz e inexistente: naturaleza Vs. cultura.
Y de ahí lo más interesante del discurso: si no podemos dicotomizar tales pares obsoletos, también hemos de romper con el par innato / adquirido. Ni una cosa ni la otra, si no que ambas forman parte de un mismo proceso. Especialmente útil y estratégico políticamente me resultó su crítica a la visión genetista del sexo, en tanto en cuanto "los genes no predeterminan nada, no actúan por sí solos a priori, sino que su puesta en marcha constituye una respuesta a agentes externos, esto es, a fenómenos socioculturales".
En fin, serafín, que muy interesante que una bióloga ponga en entredicho, desde la biología, el biologicismo imperante a la hora de conceptualizar el género, el sexo y la sexualidad.
Muy guay también la presencia y preguntas de la antropóloga Verena Stolcke. Ay! lo que tiene barcelona...
:P
Aquí os dejo con la recomendación del libro Cuerpos sexuados de Anne Fausto-Sterling
y con el cuadro que ella eligió para ilustrar, al final de su exposición, la relación entre lo innato y lo adquirido: dos conceptos que se dibujan el uno al otro contemporáneamente.