viernes, 23 de septiembre de 2011

200 vidas. Afrocolombianidad y despedidas temporales

Llega la entrada número 200. La 100 la dediqué a las Goldie and the Gingerbreads, el primer grupo de rock -bajo un sello discográfico- compuesto exclusivamente por mujeres. Hoy, a unas horas de volar desde Bogotá, en otro contexto, momentos, ritmos y sabores... me parte el alma la afrocolombianidad. Y me acuerdo de 3 canciones que han marcado mi experiencia acá: Totó la Momposina; la balsada, desde el Pacífico (uffa, la marimba!) -cuyo vídeo ha sido realizado por mi amigüito Antonio Girón-  y el Mapalé, caribeño. 

Qué barbaridad de músicas que tiene este país, desde las más afro, como el bullerengue o el garabato, hasta las más autóctonas, como la cumbia o el vallenato, pasando por la salsa o las composiciones más indígenas como el bambuco.