miércoles, 21 de noviembre de 2007

25 de noviembre

Se va acercando el 25 de noviembre, día internacional contra la violencia hacia las mujeres que muchas instituciones oficiales y burguesas (como todos los "días de") se han apropiado para mediatizarse un poco más y organizar sus eventitos de rigor. Hasta ahí, bueno, previsible. Lo jodido es que han planteado -y mediáticamente se ha reforzado perversamente- la violencia de género en términos de agresiones físicas en el contexto de parejas heterosexuales y en el espacio doméstico (hasta el punto que se ha llegado a denominar "violencia doméstica", terminología bastante difundida además). Sin embargo, la violencia machista está diseminada por todo el cuerpo social, tanto a nivel espacial -casa, calle, trabajo, instituciones, medios de comunicación, movimientos sociales...- como a nivel formal -violencia física, no física, simbólica...-, esto es, se trata de una suerte de violencia estructural multidimensional que viene creada desde la misma organización social del tiempo, de los espacios, de los quehaceres o de los roles y actitudes asignados a cada cual en función de su género. Esta organización generizada del mundo es absolutamente patriarcal y, por tanto, desigualitaria, asimétrica, inferiorizante y violenta -entre otras cosas- para aquellos sujetos diversísimos, multiformes, pluralísimos, complejos y, al fin y al cabo, indefinibles que nos hemos empeñado en denominar "mujeres". En plural. Y un plural muuuy amplio.

Frente a esta situación muchas personas y colectivos autónomos y de base feministas queremos salir a las calles para, con nuestra práctica y reflexiones previas, redefinir qué es eso de la violencia de género y no limitarla a las burradas explícitas -explicitadas- que los medios de masas -con una buena dosis de morbo y amarillismo, eso nunca falta- muestran (al tiempo que ¿paradójicamente? ofrecen modelos de belleza y comportamiento, por poner un par de ejemplos, que perpetúan el patriarcado. De manera nada inocente además). Y, por supuesto, queremos denunciarla, joderla, cargárnosla, destruirla y, a través y a partir de ello, reinventar otro modo de hacer, de vivir, de pensar y de sentir feminista: simétrico, justo, sano y abierto a las multiplicidad de la existencia humana.

Así que desde este humide espacio os animo a todas a ¡¡¡tomar las calles!!! porque, aunque se empecinen en decirnos lo contrario, también son nuestras.

La periférica dice NO a la violencia machista,
sea cual sea el disfraz que se ponga.

Creación de Barbara Kruger

3 comentarios:

Pio Daniel dijo...

Hola ana. combativo blog, y nel a cualquier violencia y tomemeos los espacios y digamos nel no de machos, edukemonos con la libertad del no control, hagamos la brujería que el amor inspira. vale un saludo y que el corazón continue su camino-.

Pio Daniel dijo...

viva la comandante Ramona viva viva !! xD

Heroína de lo periférico dijo...

ey!! pío!! q alegría encontrarte por estos lares! Q tranzita, güey? Como andas? No sabía ni que tenías blog. Ahorita mismo lo pongo como enlace en "mis creactivistas". Un abrazote y ojalá y nos veamos pronto.
Chido la banda!! Cámara, carnal!!