lunes, 14 de enero de 2008

¡VIVA EL MAL, VIVA EL CAPITAL!

Sí, momento friki, lo sé, pero no podía resistir la tentación de homenajear a una personaja que, aunque a mí me pilló pequeña, nunca me ha dejado de fascinar: esa personaja malvadísima que re-presentaba las delicias del capitalismo, las maravillas de la burocracia, la cara más bonita del Estado... La Bola de Cristal fue uno de los poco programas infantiles (el único?) irreverentes, cuestionadores y fomentadores de pensamiento crítico en el Estado español, y la Bruja Avería un personaje sin el cual ahora muchxs careceríamos de una memoria histórica ochentera con algo de fundamento.
He aquí un monólogo de la BRUJA AVERÍA (de la pluma del crítico filósofo Santiago Alba Rico a mediados de los 80) en uno de los capítulos de “Los electroduendes”:

Émbolos, rotores y bujías...¡Soy el misterio de la economía! Manejo cifras y datos y engaño a los humanoides gilivatios. Te nombraré mi sacerdotisa y nos distorsionaremos de risa... ¡Hay que fundirlos deprisa! Soy como la naturaleza. Nadie sabe donde termina ni donde empieza. Por eso la gente reza. ¡Por Orticón, Saticón y Vidicón! ¡Nadie sabe como detener la inflación! ¿Quizás con una oración?, ¿quizás con un gran cañón? Ergios, watios y turbinas, ¡produzco crisis y ruinas!... y la razón nadie la adivina. Ponen mucho esmero los banqueros y los pobres sufren serios quebraderos. Por Plumbicón, Rotor y Zotal, el capital a veces se las hace pasar mal. ¡Es natural! Es como detener un volcán... ¡Subiré el precio del pan! ¡Viva la economía! ¡Viva la guerra fría!

Otro fragmento de la genial personaja extraído del prólogo de “El libro de la Bola de Cristal” (Lolo Rico. Plaza Janés, 2003):

Gripar, fundir, averiar... admiro también a Aznar. Con él me he de casar. Juntos fundaremos un polvorín familiar y criaremos un sueño nuclear. Haremos juicios sumarios y bajaremos los salarios. Meteremos entre rejas a todo el que tenga orejas; pondremos a prueba su inocencia conforme a la más avanzada ciencia: todo el que sobreviva a una explosión, será conducido a prisión, por no obedecer a la naturaleza. ¡Viva la libertad de empresa! Acabaremos con el paro aumentando los accidentes de trabajo; flexibilizaremos el mercado privatizando hasta los tornados. Todos seremos españoles, salvo los inmigrantes, ¡que se lo hubieran pensado antes! Ja, ja, ja, los aplastaremos con elefantes.

1 comentario:

hanna dijo...

Ya ves gorda.. la Bola de Cristal... yo tengo vagos recuerdos, y entre ellos el de que la Bruja Avería me daba miedo pero me gustaba... pero yo quería ser como Pepita Pulgarcitaaaaaaa!!! para meterme en todos lados sin ser vista!!

Te quiero princesa perisférica