jueves, 11 de octubre de 2007

En la frontera... pasan cosas

Maravillosa foto de mi amado Cosmonauta, en la ICaravana europea por la libertad de movimiento, Ceuta.

Últimamente pienso mucho en las fronteras. En cómo nos atraviesan, nos transpasan en múltiples direcciones y con distinta intensidad.

Por ejemplo, la frontera física del estado-nación, ésa que mata "de verdad", ésa que a lxs que están "al otro lado" les hace saltar vallas y romperse en pedazos; la frontera del género, la que te define como hombre o mujer, con sus modelos normativos tan estáticos, y "ya no hay más"; la de la sexualidad: como heterocompulsiva o marimacha, y "ya no hay más", o como bi, a veces un poco femme, o veces un poco butch, y "ya no hay más"; la etnia: blanca o negra, con toda la carga semántica volcada sobre cada definición, con su despiadada jerarquización; la formación académica: intelectual o cateta, ¡nada más lejos de la realidad!, ¡con los miles de saberes que andan sueltos por el mundo!; la de la diversidad funcional: capacitado o discapacitado, incapaz...

Y cada intersección de fronteras provoca un tipo de vivencia cualitativamente distinta a la anterior, a cual más dolorosa. Pero lo mágico de las fronteras es que pueden ser burladas, atacadas, cruzadas, transgredidas, imaginadas, reales, reinventadas y destruidas. Confinan y liberan, protegen y torturan.

Una profe de la
UNAM nos lo explicó con un ejemplo muy gráfico: en un capítulo de la familia monster el abuelo y el niño se disputan el territorio doméstico, lo acaban dividiendo en dos partes. Para ello utilizan una cinta aislante, más o menos gruesa. Una vez dividida la casa uno pisa la cinta. "Eh! ese espacio no es tuyo", "ni tuyo tampoco", responde el otro. Ahí surge el conflicto: ¿de quién es ese territorio -físico y simbólico-? ¿Realmente es tierra de nadie? ¿Qué sucede ahí?...

En la frontera... pasan cosas

6 comentarios:

Taburete dijo...

Y las fronteras son siempre ambiguas y flexibles porque el capitalismo campa a sus anchas por ella cuando el interés apremia... Dinero sí, personas no.

Precisamente en estos días la gente de Alg-a y Binaural están realizado ciclos de conferencias y realización de proyectos artísticos en Galicia-Portugal sobre este tema. enlace

Muchos besos y a darle caña al blog!!!!

Por cierto, corren rumores de que en pocas semanas se me empezará a ver con frecuencia por Madrid.

P.D.: Ahora Taburete está en taburete.zemos98.org

Lilith rouge dijo...

¡Pinche chochito! Eres una mangadora no sólo de quesos, sino también de versos ajenos. Sin embargo, te la he matado con el título de mi blog vacío " La incalculable malignidad de lo cotidiano". Además de su vacuidad, tiene un fondo níveo, aburrido y aparentemente inofensivo, el cuál concuerda perfectamente con la cotideaneidad. Sólo falta que Gema haga uno llamado "Soy acusada, sueño con masacres", pero ya sería "Three azotadas women" , además de que no combinaría mucho con ella. Tal vez le sentaría mejor algo como "Cuando salgo, soy un gran acontecimiento", jeje (¿será que teníamos los papeles equivocados?).
Finalmente, sobre lo de la revolución y el baile, me parece que eres una asquerosa discriminadora: ¡creo firmemente que las y los parapléjicos pueden también hacer suya la revolución!

Heroína de lo periférico dijo...

Ah! y lxs paraplégicxs también pueden bailar, bien lo sabes tú...

NomadAndrea dijo...

Gracias por la mencion
y asi es la vida para quienes pasamos la vida entre - fronteras, cruzandolas, transgrediendolas, disfrutandolas, mil voces en cada cuerpo.

Heroína de lo periférico dijo...

Aviso para lxs lectorxs de los intercambios de pareceres entre lilith rouge (gratuit69) y heroína (chochito): eran totalmente de buen rollo, pre-meditados y sin alevosía, con un lenguaje localísimo que nos sigue acercando a pesar de las distancias. Nos queremos muchísimo y estos mensajitos eran prueba de ello.
Lo digo porque ya ha habido algún/a conocidx común que se me ha asustao.
Besos!

ponchx dijo...

eyyy guapita....no te andes piratiendo a la profe...no mames buey...jajaja.....seguimos derribando fronteras...
y recuerda ke siempre nuestros cuerpos son territorios sin limites......besitos!!!