lunes, 22 de octubre de 2007

Terrorismo poético

“Bailes nocturnos inverosímiles en cajeros automáticos. Despliegues pirotécnicos ilegales. Land art, obras terrestres como extraños artefactos alienígenas desperdigados por los parques naturales. Allana moradas pero en vez de robar, deja objetos poético-terroristas. Secuestra a alguien y hazlx feliz.

Elige a alguien al azar y convéncele de ser el herederx de algo inmenso, inútil y asombroso - digamos 5.000 hectáreas de Antártida, o un viejo elefante de circo, o un orfanato en Bombay,o una colección de manuscritos alquímicos medievales -. Al final terminará por darse cuenta de que por unos momentos ha creído en algo extraordinario, y se verá quizás conducido a buscar como resultado una forma más intensa de existencia. Instala placas conmemorativas de latón en lugares (públicos o privados) en los que has experimentado una revelación o has tenido una experiencia sexual particularmente gratificante. Ve desnudx como un signo. […]

Vístete. Deja un nombre falso. Se legendarix. El mejor terrorismo poético está contra la ley, pero que no te pillen. Arte como crimen; crimen como arte.”

Hakim Bey. CAOS: Los pasquines del anarquismo ontológico


Creación y foto: Noaz. (¿Te gusta lo que ves?--terror sport and life)

*Gracias de nuevo a cosmonauta por rascarme los párpados. Yomango patrocinado por él