viernes, 4 de noviembre de 2011

Delatora

En un par de ocasiones, como mínimo, he publicado cosas de Karina Vergara (aquí "Soy India" y aquí tan insuficiente). Me fascina esta mujer, su fuerza, su rabia, su voz clarita como el agua, sin tapujos. Y aquí un poema suyo en imágenes y voz, contra la moderación que se nos quiere imponer a las que somos leídas como mujeres, contra esa sonrisa perenne que tenemos que mostrar para halagar, para no herir los corazoncitos de ésos que nos joden la vida. Porque nosotras somos... excesivas, desbordantes y exageradas. Y a mucha honra. 


Buen fin de semana!!