lunes, 28 de noviembre de 2011

Yo soy la neplantera

En el ELCAP Feminista pasaron muchas cosas, que a ver si acopio fuerzas y os cuento. También pasaron muchas otras en el EFLAC, más difíciles y dolorosas para mí, la verdad. Por muchos motivos. Paralelamente mi casa se llenó de gente que alborotó alegremente mi existencia, mis días se llenaron de feminismo, complicidad y, sobre todo, carcajadas. Han sido días muy grandes...

Una de las cosas que hice fue el taller "Yo soy la neplantera, mujeres sin fronteras" (bendita Gloria Anzaldúa). Mis compas me dejaron boquiabierta. Cada día tengo más claro que NOSOTRAS NO CRUZAMOS LAS FRONTERAS, LAS FRONTERAS NOS CRUZARON A NOSOTRAS. Y las cruzaremos, brularemos, utilizaremos como arma y lugar de resistencia. Aquí les copio el "cadáver exquisito" que salió de las participantes del taller. Julia, Inma, Ángela, Lorena... y tantas otras, gracias por construir esto juntas, con esa creatividad combativa tan potente. 

DIASPORA DE DOLOR, ENCUENTROS, SUEÑOS FRONTERIZOS

Las destruyo, las derrito...

ME LA TIRO!

Sí, soy yo, somos nosotras, las otras, las extranjeras, migrantes,
raras que venimos a decir que somos la fuerza que des- cubre las fronteras
como Nepantleras derribamos tu muro y el mío
La frontera no es asunto de “las otras”, es de todas
a derrumbarlas todas.


El Elcap posibilita desechar las culpas
como brujas migrantes, transeúntes de la vida,
de las calles, de los cuerpos.
Transformaremos, destruiremos las fronteras estéticas, institucionales, geográficas, de clase,
de género, raza.

Destruiremos las fronteras del capital y del patriarcado
impuestas y autoimpuestas
las prisioneras, putas, locas, madres, estudiantes, trabajadoras, mujeres, transgeneristas, lesbianas.

Todos los días atravesando, sintiendo, luchando, recreando y rompiendo
las fronteras visibles e invisibles.
Reventando el globo me desinflo y me vuelvo a inflar
Con las uñas,
con las muelas y colmillos,
con los codos,
listones de pelo, rodillas raspadas...
tejiendo estrategias
para irlas deeformando
Fronteras – front / eras, eras fronteras

Existimos en un lugar de parias
en sitios de frontera,
seguimos siendo telarañas feministas
resistimos, soñamos, tejemos...

Somos puentes que unen y separan,
espaldas feministas
dejan fragmentos de vida en cada convulsión
del pecho comprometido
con la libertad y dignidad de las mujeres.

Moviéndonos, frentiando nuestras propias fronteras
acompañadas en un ritmo policrónico
de la mano y de los cuerpos de las otras, de nosotras.

Estar al límite.
Estar al borde – estar frontera
Es... tar... Es ser
Caminar juntas,
romper Fronteras – Frentiar la vida

-----
Aquí mamelfa, nuestrx ser transfronterizx