martes, 22 de noviembre de 2011

Nuestra venganza es ser felices. A vueltas con el ELCAP Feminista

No tengo tiempo para publicar porque he volcado todas mis energías en las comunicaciones del ELCAP Feminista. En el blog del Encuentro podéis encontrarme, amoras, ahí estoy con vosotrxs. De todos modos, les comparto una croniquilla que hice la noche de la inauguración. Tras la misma, hubo muchas más cosas (muy resaltable, la actividad "sexo con café", jojjo, qué fiestón más bueno), pero ese día estaba rebosante porque lo comprobé todo: lo habíamos conseguido. La autogestión SÍ SE PUEDE. Qué grande aprender tanto de e intercambiar tanto con lxs compas rebeldes, subversivas y desbaratadoras latinas y carbeñas: 

Nuestra venganza es ser felices...

Exhausta, molida, satisfecha y feliz llego del ELCAP Feminista. No sé qué coño hago que no estoy durmiendo (mañana a las 7am más, mucho más), pero han pasado cosas tan grandes en este día que no puedo sino vomitarlas y quedarme agusto pa dormir tranquila y sumar fuerzas porque la que no espera no es chica (chica de pequeña, porque chicas sí que nos esperan :P). 

Primero llego, rodeada de mis brujas cargadas de papeles, pañoletas lilas, agobitos varios y corazones expectantes. Y deseantes, deseosos, desbordados y desatados. Y veo a Rocío, por primera vez en nuestro segundo periplo bogotano. Qué alegría más grande encontrarme con mi compa de andanzas made in Colombia... LLegan compañerxs a lxs que reconozco por su nick de twitter, o por las fotos en la que se etiquetaron en un acto que organizaron en su país para apoyar la financiación del elcap, o por el mail tonto al que respondí aquella vez y... Abrazos, saltos, besos, afectos que rebosaban el vaso más púrpura que puedan imaginar.

El lugar, las ganas, la buena vibra... feminista y rebelde, cómo no, a borbotones:

Vimos un video que nos hicieron unas compas; 11 brujitas enredadas en una historia imporsible, autogestionaria y do it yourself a más no poder, contando sus peripecias elcapianas con caras pálidas y cansadas... pero con un brillo en los ojos que no se pué aguantar (mañana lo cuelgo en youtube, ya os pasaré el link)... Chicas, no me lo puedo creer pero sí, la que hemos liao.... Lo hemos conseguido!;

Presenciamos un monólogo duro pero que contextualizaba la realidad que entrecruza nuestros cuerpos desobedientes en un contexto de guerra, de conflicto armado que construye subjetividades, se instala en ellas y nos desgarra la existencia (aún así, resistimos, está claro);

Escuchamos a las compas de Ecuador, Guatemala, México, República Dominicana, Argentina (una de ellas brutalita, nos soliviantó y cantamos consignas como un chillón somos malas, podemos ser peores o un genial ¡Alerta, alerta, alerta comadronas! Que huevo no es gallina y el cigoto no es persona!), las migrantas en el Estado español, las exiliadas, las fronterizas, las desarraigadas...;

Vimos presentaciones de libros maravillosos, con letras ácidas y mordaces... pa leer, pensar y cambiarlo todo (por ejemplo, la bio-genealogía de la colectiva feminista La Revuelta, de Neuquén);

Asistimos perplejas presentación de un colectivo feminista de... niñas!!!! que en sus recreos de clase discuten sobre el esencialismo o el constructivismo (las tienen que conocer, son las Rizomas Feministas)

Alucinamos con las compas de la Escuela Feminista de Medellín y sus canciones irreverentes y cañerísimas: ¡¡Arriba, arriba, arriba!! Arriba mi sexualidad, queremos nuestros cuerpos sean fuente de disfrute, goce, libertad y placer. Alerta, alerta todas, tu cuerpo puedes explorar, porque existen muchas formas, porque existen muchas formas de tu cuerpo masturbar. 

Vibramos con las canciones deslenguadas lesbofeministas y politizantes de Ochy Curiel. Y lloramos, y reímos y, por supuesto, bailamos, porque si no, no es mi revolución, baby...

Lanzamos conjuros, hechizos e invocaciones contra el heteropatriarcado o el capital, con un texto que para mí es súper especial, pues lo creamos junto con Lauri hace unos años en lavapiés... para un aquelarre de solsticio de verano que nos inventamos una noche de san juan. Y quemamos una de mierda en aquel parque de la cornisa. Que viva la cultura libre, que rule, que rule! (los pueden leer aquí). [El lunes, en la plenaria, nos hicieron la constructiva crítica de que nos faltó quemar el racismo. Y sí, el feminismo será antirracista o no será. Así que copio el textito que la brujaputanegra :) Jannia elaboró: Porque marca nuestros cuerpos y los ubica en un orden geopolítico de precarizaciones ¿Qué le decimos al racismo? ARDE, RACISMO, ARDE!!!]

También estuve con las perras bogotanas y caleñas, quienes decidimos hacer un grupo de perrismo (trans)feminista estos días. Eso es! a tomarse el encuentro y a reinventárnoslo una y otra vez! Do it yourself! Y disfruté contemplando a hordas de locas que llegaban y se fundían en abrazos con aquella amiga a la que no ven desde ese encuentro en el 2004.... Tan grande fue ver, también, a esas vaquillas sagradas mezcladas con la campesina no ilustrada... En el ELCAP (como en la vida) nadie sabe más que nadie, y todxs tenemos taaaanto que aprender de lxs otros, así que nena, me la suda que hayas escrito 8 libros, aquí eres una más, y ahora la vas a escuchar. :) Y todas tan contentas.


Y así estuve, camelleando (currando) con el resto de brujoides ajena, por cierto, a la miseria electoral que se avecina allá (qué medito). Que no, que aquí nos estamos tiñendo la ropa de morao... y entre morao y morao... mmmm

Esto es de las cosas más hermosas que he hecho en mi vida. Creación colectiva, ganas desatadas, emociones irreverentes, afectos que fluyen. Bienvenidxs todxs al ELCAP Feminista, el cual, no ha hecho más que empezar.

Ou ou yeah!

PD. Fotos del ELCAP AQUI. Hay muchos más videos, fotos, entrevistas... sobre el Encuentro, los cuales estoy colgando en su blog, no dejen de visitarlo!! www.elcapfeminista.org